domingo, 16 de octubre de 2011

Música y sanación

La noche anterior a la circuncisión se celebraba una ceremonia cerca de nuestras cabañas, con cantos y bailes. Venían mujeres de las aldeas vecinas y bailábamos al ritmo de sus cantos y batir de palmas. Cuando la música se hacía más rápida y fuerte, el baile era más frenético y por unos momentos nos olvidábamos de lo que nos esperaba.

3 comentarios:

  1. por favor cuidar las faltas de ortografías...
    ARMONIAS NO LLEVA H

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por cierto, también es una falta de ortografía empezar un párrafo en minúsculas y escribir ARMONÍAS sin acento gráfico, así como terminar sin punto.
      Otra falta muy grave es comentar desde el anonimato.
      Quién esté libre de pecados...

      Eliminar
  2. Usted perdone, anónimo lector, pero la R.A.E. admite que la palabra Harmonía se pueda escribir tanto con H como sin ella. Yo siempre la escribo con H, por ser esta una letra altamente espiritual, pero, claro, la realidad del otro lado del velo sólo es perceptiblemente posible para aquellos que tienen oídos...

    ResponderEliminar

Volaron a las esferas: