lunes, 3 de enero de 2011

Ariel Ramírez, un músico argentino para la eternidad.


El pasado 18 de febrero, nos dejaba terrenalmente Ariel Ramírez. Nacido en Santa (Argentina) en 1921, este compositor especialmente conocido por sus composiciones inspiradas en los ritmos propios de su tierra, supo combinar de manera única elementos populares y espirituales, consiguiendo ser venerado por los públicos más sencillos a la vez que por los más exigentes.

Pianista sabroso, sus actuaciones, salpicadas de bellísimos brotes de improvisación, llegaban a todos los corazones, quedándose en ellos incrustadas de manera permanente.

Hoy, en la recta final de las celebraciones navideñas, no os voy a invitar a escuchar obras suyas que seguramente habréis oído en mil versiones, como la sacramente excitante Misa Criolla o la hermosamente atribulada Alfonsina y el mar; hoy, en la recta final de los festejos nativídicos (sic), os induzco a disfrutar del siguiente vídeo, en el que el tenor José Cura junto a Los Calchakis y el coro Wiener Singakademie interpretan su apetitosa suite Navidad Nuestra, sobre poemas de Félix Luna.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Volaron a las esferas: