lunes, 1 de junio de 2009

Hoy hace 205 años que Mihail Ivanovich Glinka nació en Novospasskoye

Gran admirador de la música popular, no sólo de la de su país, Rusia, sino también de la que tuvo a bien conocer en sus viajes entre los que se incluye España, Glinka está considerado como el "padre" del nacionalismo musical ruso, por ser el primero en introducir temas propios del folclore en sus composiciones.

Para la historia de la música es de vital importancia saber que inspiró a un grupo de compositores a reunirse (más tarde, serían conocidos como "los cinco") para crear música basada en la cultura rusa. Este grupo, formado por los compositores Balakirev, Rimski-Korsakov, Borodin, Mussorgsky y Cui, posteriormente fundaría la Escuela Nacionalista Rusa, demostrando que no hace falta ninguna vinculación con el mundo de los conservatorios para hacer música.

Sus obras más conocidas son sus óperas "Una vida por el Zar" y "Rusland y Ludmilla", pero en nuestro país se suele programar bastante la "Jota Aragonesa" que compuso con motivo de la visita anteriormente reseñada y que podemos escuchar en versión de la STAATSKAPELLE DRESDEN dirigida por Sir Neville Marriner.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Volaron a las esferas: