jueves, 18 de junio de 2009

Los compositores géminis importantes abundan; hoy le toca el turno a Charles Gounod, que cumple 191 años.

Sin duda, este compositor es conocido principalmente por su obra religiosa Ave Maria, compuesta sobre la harmonía del primer preludio de El Clave Bien Temperado de Bach, además de por su ópera Fausto entre otras muchas composiciones, pero muchos forofos de Alfred Hichcock recordarán una música llamada Marche Funebre d'une Marionette (Marcha fúnebre para una marioneta), que alcanzó gran popularidad a raíz de ser utilizada por el genial cineasta británico para abrir la presentación de su serie Alfred Hichcock present (1955-1964) en la cadena CBS y, más tarde, también para La hora de Alfred Hichcock, que estuvo en antena entre 1964 y 1965, en la cadena NCB. Por ello aparece a menudo asociada a la figura del director.
Hitchcock, preguntado sobre el porqué de su uso en una entrevista, afirmó que con ella se había sonorizado la obra Amanecer, de F.W. Murnau, película de 1927 que obtuvo tres Oscars en su primera edición.
Veamos como comenzaba una de esas series, mientras suena la música de Gounod:

miércoles, 17 de junio de 2009

Una película para el 127 aniversario del nacimiento de Igor Stravinsky


Tal día como hoy nació en una ciudad rusa llamada Oranienbaum el longevo y variadísimo compositor Igor Stravinsky, uno de los músicos más transcendentes para la música del siglo XX.
Como siempre, habría mucho que comentar de un maestro tan singular, pero hoy, os voy a anunciar que acaba de estrenarse en el Festival de Cannes de 2009, un film titulado Coco Chanel & Igor Stravinsky, protagonizado por Anna Mougladis en el rol de Coco Chanel y por el dinamarqués Mads Mikkelsen en el de Igor Stravinsky, basado en una novela de Chris Greenhalgh; el breve relato está principalmente enfocado en el apasionado romance secreto entre la diseñadora de modas y nuestro compositor.
La historia conjuga hechos reales y de ficción partiendo del triste estreno en 1913 del Ballet La Consagración de la Primavera en París, donde la música de Stravinsky y la coreografía experimental de Vaslav Nijinsky fueron recibidas con abucheos y silbidos por ser consideradas demasiado modernas y extranjerizantes (!). Siete años después, Chanel, que asistió al estreno, es presentada al empobrecido compositor y lo invita junto a su familia a mudarse a su casa de campo. Pese a que los hechos de lo que pasó durante la breve estadía son vagos, en la película los personajes tienen un apasionado romance que nutre la energía creativa de ambos.

Descubrí que Coco asistió al primer estreno de La Consagración de la Primavera y que Stravinsky vivió en la casa en 1920. Eso es un hecho

aseguró Greenhalgh a los periodistas en Cannes.

Más que eso, había muy poco (de información). Tenía el marco de los hechos, pero la libertad de inventar todo lo que ocurrió al interior de la casa de campo

explicó el cineasta.
Vamos a ver un trailer de esta película que yo personalmente espero ver muy pronto:

lunes, 15 de junio de 2009

Una canción para el 166 cumpleaños de Edward Grieg


Hace unos minutos, chateando con la soprano Maribel Ortega, que me ha comunicado que para noviembre viene por fin a su ciudad natal para cantar la ópera Macbeth en el Teatro Villamarta, teatro en el que debuta como profesional después de varios años en Barcelona cantando multitud de roles en ópera y zarzuela, le pregunté: ¿has cantado algo de Grieg? hoy es su cumpleaños y, como siempre, hago las entradas espontáneamente buscando siempre algo no tan habitual o alguna información no demasiado conocida...

Me dijo que una vez había cantado la canción Ich Liebe Dich (en español sería algo así como: Te Amo). Acto seguido, me pongo a buscar y, aunque desgraciadamente no puedo poner una versión cantada por Maribel, sí vamos a poder disfrutar de otra cantada por una soprano española descendiente de la gran Lola Rodríguez Aragón, que tantos buenos cantantes formó en la Escuela Superior de Canto de Madrid y que tantos buenos cantantes siguen formando sus alumnos, siguiendo la estela de la gran Lola (Maribel empezó estudiando en Musicry, Centro de Estudios Musicales de Jerez con María José Sánchez, discípula de Teresa Tourné que a la vez fue discípula de Lola Rodríguez Aragón).

La soprano del siguiente vídeo es Paloma Pérez-Íñigo, que cantará al maestro geminiano que hoy cumple 166 años acompañada al piano por Julio García Casas:



jueves, 11 de junio de 2009

Hoy cumple 145 años Richard Strauss


Se acerca el solsticio de verano y con él, la historia de Juan el Bautista. Nuestro compositor de hoy tiene, entre sus óperas, una que, basada en una obra de Oscar Wilde, SALOMÉ, nos cuenta la siguiente historia relacionada con este profeta:
En una noche de luna llena, en el palacio de emperador, durante el reinado de Herodes Antipas, hastiada de la fiesta que allí se celebra, la joven princesa de Judea, Salomé, pide ver al extraño prisionero que, alojado en la cisterna, proclama la llegada del Mesías. Es Iokanaan (Juan, el bautista).
Al contemplarlo, Salomé se enamora y le ruega que acceda a sus deseos carnales. El profeta la rechaza violentamente y la maldice. La joven jura venganza, es la primera vez que alguien no accede a sus caprichos.
El pervertido Herodes que gusta de su hijastra Salomé, le pide que baile a cambio de un deseo, sea éste el que sea. Salomé le hace jurar que cumplirá su palabra y, a pesar de las protestas de su madre Herodías, la esposa de Herodes, baila la danza de los siete velos. Luego de bailar, Salomé pide su deseo: la cabeza del profeta en un bandeja de plata.
Herodes intenta desesperadamente satisfacerla con otras cosas para persuadirla de su insensatez.
Pero ella está convencida de que lo único que desea es la cabeza del hombre.
Finalmente Herodes accede.
La ejecución del Bautista es el punto álgido de la obra, no se ve en escena pero la orquesta es la encargada de registrar el momento.
Un guardia entrega la cabeza en la bandeja a Salome que, enloquecida de placer, hace el monólogo culminante de la ópera "Ah, no quisiste besarme, ahora yo te besaré".
Desquiciada, le declara su amor ante la mirada espantada de los presentes. En el momento en que la princesa besa la cabeza sangrante del profeta, Herodes ordena a los soldados que la liquiden.
La danza de los siete velos se ha convertido en la pieza más popular de esta ópera; la podemos disfrutar en el siguiente vídeo grabado en 1990 en Berlín, en el que podemos ver a la soprano Catherine Malfitano bailando mientras suena la orquesta dirigida por Giuseppe Sinopoli:

miércoles, 10 de junio de 2009

Hoy se cumplen 144 años del estreno de Tristán e Isolda


Esta ópera de Richard Wagner, sobre cuya historia, argumento, etc. hay escritos cientos de libros que debéis consultar para mayor información, comienza con un acorde muy particular que, por inclasificable según las leyes de la harmonía tradicional, ha pasado a ser conocido como el Acorde de Tristán.

El Acorde de Tristán está formado por las notas Fa, Si, Re# y Sol#, denominándose así a cualquier otro acorde formado con los mismos intervalos musicales, aún en otras tonalidades: partiendo de la nota más grave, una cuarta aumentada, una tercera mayor y una cuarta justa.
Se trata del primer acorde que se escucha en el movimiento "langsam und schmachtend" (lento y languideciendo) y que podéis ver (y tocar) en el fragmento que he insertado como encabezamiento de esta entrada.

En realidad, como con todo lo relativo al análisis harmónico, dando vueltas a las leyes clásicas sí podríamos explicarlo sin ningún problema considerando el Sol# que suena en la voz superior como apoyatura inferior de la nota La en la que desemboca... En tal caso, podríamos decir que se trata de un Acorde de Sexta Aumentada (concretamente el denominado Sexta Francesa) que comienza con la citada apoyatura... Fácil ¿verdad? Pues vamos a pasar a oír el Preludio completo, en una versión dirigida por Daniel Barenboim con la Orquesta de París:

lunes, 8 de junio de 2009

Hoy cumple 199 años Robert Schumann

Robert y Clara Schumann
Zwickau, 8 de junio de 1810. Una nueva partitura humana comienza a sonar. Por la fecha de su nacimiento, la armadura debiera contener un par de sostenidos, sin embargo, la tonalidad de Re Mayor, lado masculino de géminis, con el tiempo, se torna menor, toma un sólo bemol y es en esta oscura mezcla de vibraciones de Re menor donde tenemos que buscar los secretos más escondidos de Robert...
Y el secreto está en Clara, su esposa y magistral pianista que nace en septiembre resonando en Fa mayor, lado masculino de Virgo y tonalidad masculina conyugal de la transmutadora Re menor, siempre presente en el siempre aspirante a la transfiguración Robert Schumann, que prefiere convertirse en el lado femenino de esta pareja imprescindible para la Historia de la Música...
Y en Re menor está su cuarta Sinfonía, la que lleva por número de Opus el 120. Es una de las sinfonías más originales compuestas tras la muerte de Schubert y Beethoven y que os invito a oír a través de la Cleveland Orchestra, acariciada por las manos de George Szell, pero, antes, os voy a contar otro secreto: Schumann, como buen artista, no estaba cerrado al mundo de lo esotérico y, su creación temática, venía de lo más alto... Schubert y Mendelssohn, con quienes se comunicaba en sesiones de espiritismo (está documentado), le enviaban a través de los ángeles los contenidos temáticos que nos tenía que desvelar... ¡Oídlos!

I. Ziemlich langsam - Lebhaft


II. Romanze. Ziemlich langsam

III. Scherzo. Lebhaft

IV. Langsam. Lebhaft

martes, 2 de junio de 2009

Hace 152 años, Broadheath, ciudad inglesa, fue testigo del nacimiento de un géminis enigmático y especial: Sir Edward Elgar.

Efectivamente, este ser enigmático que en 1897 escribió una carta cifrada a Dora Penny (el "Cifrado Dorabella", Dorabella Cipher), formada por 87 caracteres en 3 líneas de texto, cuyo contenido permanece oculto hasta la actualidad, ya que nunca ha podido ser descifrada, Estrenó en 1899, a la edad de 42 años, su primer gran trabajo orquestal, las Variaciones Enigma. La obra fue aclamada, posicionando a Elgar como el compositor británico más prominente de su generación. El trabajo se titula formalmente "Variaciones sobre un tema original (Enigma)". El enigma consiste en que a pesar de haber trece variaciones del "tema original" (el tema enigmático), que según Elgar "atraviesa la obra entera", en realidad nunca se lo escucha explícitamente. Elgar dedicó la obra a "mis amigos retratados en ella" ; cada variación muestra un emotivo retrato de algunas de sus relaciones sociales más cercanas.
Se cuenta que un día de 1898, después de una cansadora jornada de enseñanza, Elgar soñaba frente al piano. Una de las melodías que improvisó llamó la atención de su esposa y, como le agradó, le pidió que la repitiera. Entonces, para entretener a su mujer, empezó a improvisar variaciones, cada una retratando a un amigo, o al estilo musical que podría usar. Más adelante, Elgar expandió estas variaciones y las orquestó.
Hoy vamos a oír de estas variaciones la que lleva por título Nimrod, en versión de la Orquesta Sinfónica de Chicago dirigida por Daniel Barenboim.

lunes, 1 de junio de 2009

Hoy hace 205 años que Mihail Ivanovich Glinka nació en Novospasskoye

Gran admirador de la música popular, no sólo de la de su país, Rusia, sino también de la que tuvo a bien conocer en sus viajes entre los que se incluye España, Glinka está considerado como el "padre" del nacionalismo musical ruso, por ser el primero en introducir temas propios del folclore en sus composiciones.

Para la historia de la música es de vital importancia saber que inspiró a un grupo de compositores a reunirse (más tarde, serían conocidos como "los cinco") para crear música basada en la cultura rusa. Este grupo, formado por los compositores Balakirev, Rimski-Korsakov, Borodin, Mussorgsky y Cui, posteriormente fundaría la Escuela Nacionalista Rusa, demostrando que no hace falta ninguna vinculación con el mundo de los conservatorios para hacer música.

Sus obras más conocidas son sus óperas "Una vida por el Zar" y "Rusland y Ludmilla", pero en nuestro país se suele programar bastante la "Jota Aragonesa" que compuso con motivo de la visita anteriormente reseñada y que podemos escuchar en versión de la STAATSKAPELLE DRESDEN dirigida por Sir Neville Marriner.