viernes, 15 de mayo de 2009

Hoy cumple 442 años Claudio Monteverdi


Si tenemos la suerte de presenciar una representación del Orfeo de Monteverdi, tras la fanfarria inicial, un personaje alegórico, LA MÚSICA, canta con su lira estas palabras:
Desde mi Parnaso amado
vengo a vosotros, ilustres héroes,
famosos descendientes de reyes,
de los que la fama relata
imperfectamente sus méritos,
pues son sublimes.
Soy yo, la Música,
quien con sus dulces acentos
sabe apaciguar
los corazones alterados
y que puede inflamar
de cólera o de amor
los espíritus más fríos.
Cantando a los sones
de mi cítara de oro,
acostumbro a alegrar
los oídos de los mortales e incito
al alma a desear
más ardientemente
entender las armonías
de la lira celeste.
Cuando hago alternar los cánticos
alegres o tristes,
ningún pájaro
se mueve en las ramas,
ninguna onda murmura
sobre las orillas
y la brisa suspende su camino.
Hoy, para celebrar el cumpleaños de este músico que marcó una interesante transición del renacimiento musical al barroco y al que debemos importantes aportaciones al mundo de la ópera, así como a muchos efectos orquestales novedosos para su época, os propongo saborear el comienzo de la citada ópera, justo hasta que se cantan las palabras reseñadas. El vídeo que a continuación añado está grabado en el Liceo barcelonés y así de imponente comienza esta versión, dirigida por Jordi Savall:

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Volaron a las esferas: