jueves, 7 de mayo de 2009

Hoy cumple 185 años la Novena Sinfonía de Beethoven



La Sinfonía nº 9 Op. 125 en Re menor es la última que pudo completar Beethoven. Es una de las obras más trascendentales, importantes y también popular de toda la historia de la música y de toda a historia del arte. Su último movimiento, sorprendentemente inusual para la época en que fue escrito, es un monumento a la vez vocal e instrumental que se ha convertido en símbolo de la alegría y de la libertad, pero de la libertad verdadera que no debemos confundir con la falsa libertad que nos venden los actuales regímenes democráticos, que, bien analizados, son precisamente los menos libres de la historia de la humanidad (quien tenga oídos...).
Prometo no abandonar esta obra, que es la que más he estudiado y escuchado en cientos de versiones en mi vida y, en entradas futuras, os iré contando algunos secretos sagrados que contiene...
Hoy voy a dejaros un vídeo en el que el gran Celibidache explica y ensaya fragmentos de esta obra monumental...

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Volaron a las esferas: