jueves, 7 de mayo de 2009

Hoy cumple 176 años Johannes Brahms



Alemán de origen, es uno de los compositores más importantes del siglo XIX. En sus obras, se combina lo mejor de los estilos clásico y romántico. Estudió violín y violoncello con su padre, que era contrabajista, pero posteriormente se especializó en el piano y comenzó a componer bajo la tutela del maestro alemán Eduard Marxsen, cuyo gusto conservador dejó una profunda huella en él. En 1853 inició una gira de conciertos como acompañante del violinista húngaro Eduard Reményi. Durante esta gira conoció al violinista, también húngaro, Joseph Joachim, quién lo presentó al compositor alemán Robert Schumann. Schumann, muy sorprendido con las composiciones de Brahms que aún no estaban editadas, escribió un apasionado artículo en una revista de la época sobre el joven compositor. Brahms inició una gran amistad con Schumann y con su mujer, la famosa pianista Clara Josephine Schumann. Esta amistad y el aliento que recibió de ellos le proporcionaron energías para trabajar sin descanso. Muchos biógrafos han escrito sobre la atracción que sentía Brahms por Clara, aunque nunca se supo, ni siquiera tras la muerte de Schumann en 1856, si hubo algo entre ellos.

Como existen cientos de referencias biográficas sobre este compositor, os invito a saber sobre él y, sobre todo a disfrutar de la magia de su música. En esta felicitación os propongo una de sus páginas que a mi más me transportan a las esferas: la Sinfonía nº 4 en mi menor, en este caso, su primer movimiento dirigido por uno de mis más adorados directores: el controvertido Carlos Kleiber.

Os espero volando por ahí arriba...




No hay comentarios:

Publicar un comentario

Volaron a las esferas: